Home

En los dos últimos años, un simple hashtag (etiqueta de metadatos) de Twitter, #postfunció, se ha convertido en el canal de comunicación bidireccional del universo catalán de las artes escénicas. Paulatinamente incorporada por el público, esta etiqueta es hoy el lugar de referencia, aunque virtual, para la interacción entre salas, teatros, compañías, espectadores, actores, guionistas, traductores, directores, dramaturgos y algún que otro crítico especializado. Un paraguas bajo el que se aglutina gran parte del boca-oreja del sector y que nutre ambos lados del telón escénico.

Entre nuestras pasiones culturales, el mundo de las artes escénicas, concretamente el teatro, tiene un lugar destacado. Lo reconocemos, padecemos de “teatrofilia”, motivo que nos lleva a menudo a renunciar a otros placeres y destinar recursos a ver y disfrutar de algún que otro espectáculo. No son, ni mucho menos, tantos como quisiéramos, pues el bolsillo aprieta y en este país el consumo cultural es casi un lujo. Así, marcados por la escasez de recursos, intentamos seleccionar cuidadosamente las piezas que llenaran nuestra agenda cultural, para elegir aquellos espectáculos que entendemos nos proporcionaran una mayor relación felicidad/precio. Seguramente, esta no es la mejor forma de consumir teatro, ni ningún otro tipo de cultura, pues supeditar al bolsillo la elección de un espectáculo, implica obligatoriamente dejar de lado muchas propuestas y formatos que seguro nos aportarían mucho más de lo que ni siquiera podemos llegar a imaginar.

Para realizar nuestra selección cultural, hasta hace bien poco, lo reconocemos, buscábamos las opiniones de los eruditos y especialistas. Para ello poco a poco nos habíamos elaborado un listado de aquellos medios y críticos que sintonizaban más con nuestros gustos. Junto con la recomendación de alguna persona afín en gustos, eran las únicas formas que conocíamos para asegurarnos que nuestra inversión en cultura iba a dar sus réditos, proporcionándonos aquella satisfacción que solo se obtiene cuando se acierta la elección, especialmente, en un formato tan íntimo como es el teatro. Pero, gracias a la puesta en marcha del proyecto de compartir nuestro personal cuaderno de notas, Murmuris, se nos abrió todo un mundo nuevo que incidió directamente en nuestra forma de seleccionar el consumo cultural.

Con Murmuris tomamos conciencia de la importancia de sumergirnos a fondo en las redes sociales, pues solo través de ellas cobraba sentido la esencia del proyecto: COMPARTIR. Fruto de nuestra inmersión en el universo 2.0, justo cuando osábamos publicar la primera reseña teatral, Oleanna, descubrimos un hashtag que lo cambiaba todo: #postfunció. Una pequeña etiqueta que en Twitter agrupaba los comentarios, unos más profundos otros más ligeros o irreflexivos, sobre las diferentes representaciones teatrales que estaban en escena en Cataluña y que, a su vez, suponía una plataforma de interacción entre los mismos espectadores o entre ellos y el otro lado del telón.

Desde entonces, #postfunció se ha convertido en una etiqueta indispensable. Ha sido un regalo caído del cielo. Desde que la descubrimos, no paramos de usarla y no sólo para decir la nuestra, sino para escuchar, escuchar mucho, que al final es lo que nos permite valorar, aprender y elegir, para  muchas veces acertar de lleno. Pero hay más, esta simple etiqueta nos ha brindado la posibilidad de interacción con los autores de blogs especializados en Teatro que nos sirven de orientación y de los que seguimos aprendiendo mucho, entre ellos Butaques i SomnisInquietuds CulturalsLuces Apagadas o La Mala Escritura, e incluso nos ha regalado un gratificante intercambio de opiniones con dramaturgos, salas y actores.

¡#Postfunció es genial! Como geniales son las mentes de sus creadores. Quienes, según nos cuentan, concibieron esta etiqueta imprescindible, el 9 de mayo de 2011, mientras sentados en el sofá de sus casas comentaban, tweet a tweet, la retransmisión televisiva de la gala de la 14ª Edición de los Premios MAX desde el Gran Teatro de Córdoba. Fruto del aburrimiento de la gala, su conversación derivó a otros temas. Se centraron en las frases o excusas que la gente dice a actores y directores cuando un espectáculo no ha gustado. Entre risas, empezaron a englobar todas esas “frases míticas” en un único hashtag #cuadernodebitacorapostfuncion, que fue variando de tamaño hasta que, como citan “la lucecita se encendió y casi como algo improvisado dio lugar a la etiqueta #postfunció que ahora conocemos, y que permite divulgar todo lo que pasa en la cartelera, a través de una herramienta de difusión inmediata como es Twitter”.

A ellos, la dramaturga Cristina Clemente y el actor Enric Cambray, les debemos gratitud, y no solo por la creación de #postfunció, sino por apostar por su uso para comentar los espectáculos que acababan de ver, lo que sirvió como plataforma de difusión a través de los retweets y derivó en la adopción de la famosa etiqueta por parte de bloggers, público y, finalmente, las salas que la adoptaron para generar incluso twitcoloquios organizados. Ellos la siguen usando, incluso forman parte de la Colla #postfunció que de vez en cuando queda para ir al teatro y que, incluso, ha entregado el primer Premio #postfunció al Mejor Espectáculo de la temporada 2011/12 que fue para “Litus” de Marta Buchaca. Dicen sentir “Felicidad. Pero no como padres de nada, sino por ver que la gente dedica su tiempo a ir al teatro y además “pía” sobre lo que acaba de ver” y destacan, especialmente, “sensaciones positivas porque #postfunció crea diálogo e interés por la cultura, al tiempo que da un sentido extenso y global al boca-oreja de toda la vida, posibilitando que nazca la curiosidad por espectáculos que quizás mucha gente no se hubiera planteado ver”. Y nosotros estamos de acuerdo, totalmente de acuerdo con “los padres de la criatura”.

Cuando llueve comparto mi paraguas, si no tengo paraguas, comparto la lluvia | Enrique Ernesto Febbraro

Anuncios

Un pensamiento en “Etiqueta #post funció

  1. Pingback: El principi d’Arquimedes | murmuris

Enriquece nuestro contenido con tus aportaciones y comentarios. Gracias!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s