Home

Como bien saben los lectores de Murmuris, nuestras celebraciones más especiales siempre tienen una asociación gastronómica. Para nosotros, un buen ágape sirve para evocar un momento con mucha más precisión y convertirlo, a su vez, en único e irrepetible. Se trata de una pauta de comportamiento repetitiva que, en esta ocasión, nos llevó a buscar nuevos fogones con los que aderezar un nuevo cumpleaños.

Una vez más, nos propusimos encontrar el lugar perfecto con ese “algo” más, único e idóneo para grabar con fuerza el recuerdo de esa fecha especial.  Así, entre la extensa oferta gastronómica de la “ciutat comtal”,  Barcelona, nos decantamos por un restaurante de la guía “A Taula amb Km.0” de Slow Food Catalunya, el Montiel Espai Gastronòmic.  Una elección que, no os voy a engañar,  nos facilitó, por un lado, el deseo de adentrarnos en las cocinas Km.0, y por otro, los muchos clientes que a lo largo de los más de seis años de vida del restaurante han dejado estupendas opiniones en las redes sociales.

¡Y vamos si la adivinamos, fue un acierto total!  Este pequeño restaurante, ubicado en uno de los barrios más turísticos pero también con más encanto de la ciudad, El Born, con su decoración sobria y acogedora, supuso una gran sorpresa. Un mordisco de felicidad que todavía hoy, más de una semana después, seguimos saboreando, pues no hay nada mejor que la satisfacción de haber disfrutado de una experiencia estimulante, sabrosa, lúdica y única que bien vale el dinero y tiempo empleados.

Nuestra visita tuvo lugar el pasado 5 de Febrero. La experiencia empezó en el mismo ingreso del restaurante, cuando José, un simpático onubense de Isla Cristina, que aquel día se hacía cargo del servicio de sala, nos cantó las virtudes de las únicas dos mesas disponibles antes que tomáramos asiento. Nos decantamos por la que nos parecía más íntima y acogedora, aún advertidos que era el paso de cocina y que podía haber un poco de ruido. Y que sorpresa, elegimos la mesa más especial del local, la “taula del xef”, esa en que se sienta el chef y en la que a los clientes les regalan una copa de cava de bienvenida, en esta ocasión un estupendo Cava Privat Reserva Magnum. Ya veis, un perfecto inicio para el festival que vendría después y que empezábamos a intuir.

Una vez sentados, y como ya es habitual, nos adentramos en la carta con la idea de elegir el menú degustación. Entre los dos menús que propone Montiel Espai Gatronòmic, nos decantamos por el:

Menú Gastronòmic

Aperitiu

Xips de verdures, olives, mini llauna de conserves casolanes (caviar de peix)
i
Pernil ibèric

Entrants

Amanida d’escamarlans
amb ametlles caramel·litzades, mango, ceps i contrastos
i
Tartar de Tonyina
amb pinyons torrats, gelat de mostassa i ous de salmò salvatge.
i
Foie gras mi cuit fet a casa
amb codonyat i festucs
i
Raviolis d’ànec i peres caramel·litzades
amb bolets en salsa d’Oporto

Segons

Peix de platja sobre guisat de pèsols
al toc de sàlvia i menta amb popets
i
Xai rostit amb cremós de patates
i sobregit de la iaia amb pinyons i prunes

Postres

Formatge artesà
i
Caipirinha de gerds amb caramel de fruits vermells
i
Coulant de xocolata amb gelat d’avellanes i mousse de nous

Un carrusel de once platos, que nos hacía temer quedar llenos a reventar pero que suponía la mejor muestra de la cocina de Ferran Bofarull, el Chef, a la que éramos incapaces de renunciar. Una muestra global culinaria que aderezamos con un Castro de Valtuille 2008 de la Bodega Castro Ventosa, dado que ya hace tiempo hemos descubierto que los monovarietales con Mencía de la DO Bierzo, aún tintos, acompañan bien tanto carnes como pescados.

El desfile de platos fue un espectáculo culinario en que cada plato estaba equilibrado, destacando al máximo la esencia de cada una de las materias primas que lo componen y fusionándolas de forma magistral, con una evolución gustativa muy sutil que introducía, sin proponérselo, el plato siguiente. Destacables entre todos la “Amanida d’escamarlans” aderezada con un estupendo aceite arbequina sin filtrar VEA, el “Tartar de Tonyina” que se deshacía en la boca explotando todo su sabor, o los “Raviolis d’ànec i peres caramel·litzades” que prometían hacer saltar las lágrimas al probarlos y que las hicieron saltar, el “Peix de platja”, una lubina que representaba una auténtica y sabrosa bocanada de mar y el “Xai Rostit”,  que se derretía en la boca sin apenas masticarlo.

Y, contra todo pronóstico, llenos que no repletos llegamos a los postres y teníamos sitio para ellos. Una repostería deliciosa que aderezamos con dos copitas diferentes de vino dulce porque no éramos capaces de elegir, una de DO Alella (Dolç de Mataró) y una de DO Jumilla (Olivares Dulce Monastrell). Pero, de los tres postres, y aunque el Coulant llevará una velita a modo de pastel de cumpleaños, sin duda alguna, nos quedamos con la Tarta de Castuera, un queso artesanal  de pasta blanda y una cremosidad característica que se elabora en la zona de Extremadura, de la que adquiere su nombre, a base de leche cruda de ovejas merinas y cuajo vegetal obtenido de flores desecadas y yerbacuajo.

Montiel Espai Gastronòmic nos brindó un espectáculo sensitivo global, que empieza por la calidad del producto, sigue por la creativa y estupenda transformación a manos de Ferran Bofarull y se suma al exquisito servicio profesional que nos aderezó cada plata con sus explicaciones, su amabilidad y sus sonrisas. En resumidas cuentas, una experiencia gastronómica inolvidable que ya hemos sumado a nuestras “cenas con estrella” y que eleva al máximo eso que entendemos como relación felicidad/precio.

Foto: Foie gras mi cuit fet a casa amb codonyat i festucs (Foto original con Copy Right de Montiel Espai Gastronòmic)

Anuncios

4 pensamientos en “A la taula del xef

  1. Feliz de conocer el disfrute del cumpleaños y la gran felicidad de mi hija y “su“ David. ¡¡FELICIDADES!!

  2. Rincones con encanto que siempre saben descubrir mis hijos, feliz de ver que saben disfrutar en momentos especiales de la vida y encantada de saberlos felices. ¡¡FELICIDADES!!

  3. Tenies raó, encara que ja estava tipa, quan he llegit el teu artícle, la boca s’he m’ha omplert de salivera.
    Encara que sigui una mica tard, FELICITATS!

Enriquece nuestro contenido con tus aportaciones y comentarios. Gracias!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s