Home

El Teatre Romea de Barcelona acoge, desde el 6 de octubre y hasta el 2 de diciembre, Oleanna, una de las obras más intensas y controvertidas de David Mamet que se estrenó por primera vez en 1992 en Cambridge, Massachusetts. La obra versa sobre la lucha de poder, el conflicto, la educación y la comunicación a través de dos únicos personajes, un maestro y su alumna.

Protagonizada por Ramon Madaula y Carlota Olcina, bajo la brillante dirección de David Selvas, esta obra nos adentra a través de sus personajes, el profesor universitario John  y su alumna Carol, en un conflicto cruel y actual al que ni deseándolo podemos quedar ajenos. Una intensa lucha de poder que deriva en una acusación por parte de la alumna que sesga completamente el futuro del profesor universitario.

Pero, después de asistir a la función del pasado martes, me atrevo a decir que Oleanna nos lleva mucho más allá de la historia que nos cuenta. Oleanna zarandea nuestros valores, estructuras y moralidad, hasta el punto de conseguir que cambiemos de opinión una o más veces a lo largo del desarrollo de la función. Nos muestra las dos caras de una misma moneda, con todos sus argumentos, consiguiendo que tomemos consciencia de la debilidad de nuestras propias estructuras y juicios. Haciendo que nos erijamos, al mismo tiempo, en fiscales y abogados de ambos personajes, sin capacidad alguna para poder emitir un juicio en favor de uno de ellos que no nos parezca, a su vez, injusto para el otro.

Esta brillante obra, con una puesta en escena impecable, consigue hacernos pensar, dudar y reflexionar acerca de la comunicación, el diálogo, los roles sociales, el conflicto generacional y el poder, en definitiva, sobre muchos de los aspectos que caracterizan nuestra sociedad. Dejando latente que, siempre, se debe tener presente el rol que uno interpreta y aquello que está haciendo en cada momento para, así, poder navegar con viento a favor a través de los acontecimientos que se presentan, tal como el mismo guión teatral nos sugiere cuando John le explica a Carol la historia del piloto que estrella el avión porque se había  concentrado en sus emociones y le insiste en que “cal parar atenció que estem pilotant l’avió”.

Un drama actual y atemporal que, desde el pasado martes, he incorporado a la lista de mis obras de teatro favoritas y que se ha convertido, desde ya, en un referente indispensable que tendré en cuenta, de aquí en adelante, antes de osar emitir juicio alguno ante cualquier situación. Una obra indispensable que, fervientemente, os recomiendo vayáis a ver, si tenéis ocasión de programaros en los escasos días que quedan de función.

Foto: Teatre Romea (Detalle del cartel de Oleanna)

Anuncios

2 pensamientos en “Oleanna

  1. Pingback: etiqueta #post funció | murmuris

Enriquece nuestro contenido con tus aportaciones y comentarios. Gracias!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s