Home

Como auténticos mediterráneos, si hay algo que nos seduce, adoramos y disfrutamos enormemente es el aperitivo.

Para nosotros, el aperitivo va más allá del propio significado que le otorga el diccionario. Es mucho más que “la bebida y comida que se toman antes de una comida principal” o que “la tapa o pincho que sirven para abrir el apetito”.

En el aperitivo tapas, raciones, bocados y bebida se comparten en bares, terrazas y locales entre amigos, conocidos y compañeros de trabajo o profesión que se juntan para conversar o recrearse. En él, además de picotear y beber, hablamos. Unas veces con más sentido otras con menos, unas veces respetando el turno de palabra otras pisando el discurso de nuestros interlocutores y hablando todos a la vez, como si de una jaula de grillos se tratara. Y hablando, hablando, siempre aparece algún tema de interés común a los participantes, un tema que se abre a la participación de todos  y que, como cita Theodore Zeldin en su libro Conversación, nos interesa porque nos predispone a ser después algo distintos, propiciando la conversación en su estado más genuino.

El aperitivo es, en definitiva, una fórmula mágica basada en compartir, donde la comida, la bebida y, especialmente, la tertulia son los ingredientes indisociables del encuentro. Una fórmula con la que, ciertamente, “abrimos el apetito”, pero no solo a la comida, sino a la conversación.

Afirmaríamos, incluso, que el aperitivo sin tertulia no es aperitivo. Necesitamos degustar y saborear conversaciones para darle sentido, para que exista en sí mismo como un acto con identidad propia. A modo de ejemplo queda la “Tertulia sobre creatividad” que, el martes pasado, organizó el CdeC (Club de Creativos) en el espacio de la cervecería de la Fábrica Moritz de Barcelona. Y es que si las Tertulias mensuales del CdeC, de las que somos asiduos asistentes, eran un evento destacado en nuestra agenda, ahora la fusión del singular espacio gastronómico de Moritz a los Top 5+1 de los profesionales del sector, se nos antojan el aperitivo perfecto, pues aúnan los tres elementos indisociables, abriendo el apetito no solo a la conversación sino también a la comida y bebida que el espacio nos ofrece.

Y, enamorados de los aperitivos a la vez que apasionados de la conversación como somos, no me queda otra que aplaudir la iniciativa y desear llegue pronto la cita del próximo mes, donde poder degustar un nuevo aperitivo creativo.

Anuncios

2 pensamientos en “Aperitivos creativos

  1. Los franceses adoran este momento del día. Tienen licores y vinos para este placer que no os lo podéis llegar a imaginar. La variedad es tan amplia como las conversaciones dispares que nacen alrededor del mismo… de aquí saldrán muchas cosas interesantes y sabrosas

Enriquece nuestro contenido con tus aportaciones y comentarios. Gracias!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s